jueves, 20 de octubre de 2005

Después del Debate

Antes de todo, me pareció un buen Foro Presidencial (de Debate no se puede hablar). Muy bien las periodistas, borrando el bochorno del Debate Bachelet-Alvear y los candidatos estuvieron en general bien, salvo Lavín, que parecía una caricatura de sí mismo, muy ansioso y belicoso. Parece que su lucha personal con Ricardo Lagos le pena en demasía, sin darse cuenta que sus contendores son otros.
Pero vamos por orden. Hirsch estuvo bien, es el candidato alternativo y lo dejó claro. Muy buen manejo televisivo, en este aspecto se vio mejor que todos. De sus propuestas, no las pudo desarrollar con claridad y al ser poco conocidas no logró que se posicionaran mejor.
Bachelet estuvo mejor de lo que esperaba aunque no me convence del todo: débil en algunas respuestas, parecía algo tensa y se mostró menos carismática de lo que aparece normalmente. Ahora sí le faltó sonreir más, relajarse un poco. Terminó diciendo que "no era una candidata tradicional" y pidiendo el apoyo popular. En cuanto a su imagen, no me gustó en absoluto. Mala elección en peinado y vestuario y pésima postura que la hacía ver chueca. Definitivamente no tiene imagen de Estadista.
Piñera estuvo bastante sólido, remarcando sus cualidades y su preparación para asumir este importante cargo. Puso énfasis en que él como empresario ha logrado crear 50 mil empleos haciendo una diferencia notable con sus contendores. Más claro para exponer sus propuestas, no se vio sorprendido en ningún tema y no tuvo que eludir las preguntas, como lo hicieron en alguna medida los otros candidatos. Debe haber quedado contento con su participación.
Lavín partió agresivamente -y rompiendo los acuerdos de los comandos- al mostrar un carnet destrozado por una bala. Poco propositivo en general y muy peleador. Quería dejar en claro su estilo confrontacional y lo logró. No se atrevió a decir que era Opus Dei y eludió la pregunta de si tomaría una decisión difícil en contra de la mayoría nacional, basado en sus valores cristianos. Me pareció con mucho el de peor desempeño, lo que se vio corroborado por una encuesta de Time Research que preguntó “¿Quién cree usted que lo hizo mejor en el debate?”, obteniendo un magro 14%.
Este sondeo fue liderado por Bachelet y Piñera que obtuvieron un 29% de preferencias, seguidos por el abanderado del pacto Juntos Podemos Más, Tomás Hirsch, con un 22% de los votos.
Como cabía esperar, todos los comandos presidenciales quedaron satisfechos con la intervención de sus respectivos candidatos, es decir, todos ganaron.

3 comentarios:

La Libélula dijo...

Yo no vi el tan bullado debate pero por lo que pude apreciar en la prensa y las conversaciones, una vez más Lavin Toons hizo sus típicos descargos contra la delincuencia...campaña del terror? mala elección.

Bachelet, mi candidata, confieso que me da susto...ups pero hay que arriesgarse, al fin y al cabo lo nuevo y lo alternativo es lo que mueve al mundo, o no?

Un besote para ti

Yvette

Anónimo dijo...

Esta vez Gonzalo Araya al referirse a la BACHELET estuvo muy asertivo y en mi opinión jamás ella podría ser una Presidente para CHILE, SERÍA IRNOS AL CAOS.
Es en mi opinión una persona muy débil de carácter y los polípticos que son lo peor se la van a comer viva.

Elecciones dijo...

Estoy bastante de acuerdo con el análisis.
Y obviamente en estas cosas, al final todos ganan. Con fiesta incluida.