miércoles, 30 de noviembre de 2005

Los candidatos en Enade 2005

Fue la última oportunidad en que los candidatos pudieron estar juntos y dejar en claro sus diferencias. Este tradicional encuentro empresarial los reunió para conocer sus posturas en temas de política económica y todos los aprovecharon a su manera.
En CasaPiedra estaba reunido lo más granado del empresariado chileno, muy atento a las ponencias de las autoridades económicas nacionales y a los candidatos.
El Ministro Eyzaguirre, en su particular estilo, les enrostró a los empresarios que pedir intervenciones en el mercado del dólar es echarnos encima una crisis y que los impuestos a la renta podrían bajar si se pagaran todos los impuestos, dando ejemplos concretos de elusión y quizás evasión de impuestos en los tramos más altos del impuesto global complementario.
En tanto los candidatos, cada cual con ironías de mejor o peor gusto, dieron su visión del modelo económico -tema central de la reunión de este año, junto con la innovación, la apertura internacional, el empleo, el rol del Estado y la educación- las que no muestran grandes diferencias en las tres candidaturas más importantes.
Por su parte, Tomás Hirsch, el candidato del pacto Juntos Podemos Más, aprovechó de criticar a los empresarios y a los candidatos derechistas por el trato dado a los trabajadores, los que son, a su juicio, los que verdaderamente sudan la gota gorda, enriqueciendo con su trabajo a los dueños de empresas y perpetuando la grave desigualdad del ingreso debido a los bajos sueldos que obtienen.
En síntesis, nada nuevo en esta ultima oportunidad de confrontar ideas, mucho guante blanco entre los principales candidatos y guiños entre los representantes de la Alianza para la casi segura segubda vuelta.

2 comentarios:

sofosphoto dijo...

Cada persona tiene su forma de comentar u opinar sobre política ( o cualquier otro tema). La tuya es un poco tradicional. Te invito a ver la mia.

Nadia dijo...

No pude ver el encuentro en TVN, era muy tarde; veré las noticias de la noche... creo que = hubo ciertas anécdotas sabrosas, como la peticiòn de Hirsch para q aplaudieran también a los trabajadores...
Saludos.