viernes, 4 de noviembre de 2005

Conflicto por límites marítimos

Ayer el Congreso peruano aprobó por unanimidad una ley que modifica los límites marítimos con nuestro país -la que fue inmediatamente promulgada por el Presidente Toledo- que puede llevar a tensionar una relación bilateral que se mantenía en buenos términos.
Las aristas de este problema son muchos -intereses económicos, sin duda, problemas internos peruanos que se ocultan con esta acción, también- aunque la prudencia indica que se debe actuar con inteligencia y no profundizar un conflicto que desde mi punto de vista es artificial.
No cabe duda que las cuestiones de límites son delicadas, pero deben ajustarse al derecho internacional y no es aceptable ni válido el cambio unilateral de éstos. Por lo mismo, el alcance de esa ley no tiene más que efectos locales (que pueden ser igualmente perniciosos para la relación chilena peruana ya que para ellos es obligatoria y los futuros gobiernos heredarán un conflicto por la obligatoriedad de dicha ley) y no puede afectar a Chile que, conforme añ derecho internacional, hace respetar los tratados de los años 1952 y 1954 sobre la materia y que fijaron el límite marítimo en el que hasta ayer separaba el mar chileno del peruano.
El punto sensible está en que las autoridades peruanas, en un futuro cercano, pueden actuar de acuerdo con su nueva ley y hostilizar e incluso detener a pesqueros nacionales aduciendo que violaban sus aguas territoriales, creando un verdadero conflicto internacional con insospechadas consecuencias. Esto hay que evitarlo a toda costa.
Espero que se resuelva pronto esta delicada situación, por la vía diplomática, y que no se agrande un problema de índole jurídica pasando a un conflicto político que puede desestabilizar la región.

2 comentarios:

Ahora sí que escribo dijo...

Bonitas tus palabras, pero creo que la guerra es inevitable. Por ahora las cosas se canalizarán por la vía diplomática con lo cual ambos paises ganarán tiempo.
Interesado en el tema me encontré con un artículo ( de noviembre de 2004) de una cientista politica de la Universidad Diego Portales ( más antecedentes te los daré en cuanto los tenga ) y hace un análisis muy acabado de los riesgos de una guerra con Perú.
En resumen, desde el término de la guerra del pacífico hasta nuestros días, la política exterior del Perú respecto zanjar todos los temas pendientes con Chile, siempre, siempre ha sido de modo evasivo como una forma de mantener latente la posibilidad de recuperar los territorios perdidos. El día que entre ambos paises no exista temas pendientes, ese día el Perú pierde toda esperanza de recuperar esos territorios. Un día es un hito que está mal ubicado, otro día es que le devolvamos el Huascar, más tarde el muelle y zonas de acopio que no están terminado, hoy es que los límites marítimos no están trazados, etc. etc. etc.
Desgraciadamente la guerra es inevitable...quizas ganemos un par de años, pero la guerra se hará igual por que ellos la quieren.

Anónimo dijo...

No va haber guerra. No debemos entrar en pánico, ni dejar que la pasión nos traicione, más aún si sabemos que tenemos argumentos suficientes para demostrar una posición. Más aún si Ecuador tiende a preocuparse que tal ley nos es bilateral, sino que le afectará pronto. Estuvimos más cerca con Argentina, en tiempo en que si eran tensos; hoy "No way, Jhon Way". Espero estar en lo correcto y equivocado este "ahora si que escribo".
Lobo