lunes, 12 de diciembre de 2005

Y estamos en segunda vuelta

Se cumplieron los pronósticos. Tal como la mayoría pensaba, habrá segunda vuelta entre Bachelet y Piñera (de pronóstico reservado). Ahora es el momento de hacer los análisis correspondientes, con objetividad y tranquilidad y tratar de acomodarse a las nuevas correlaciones de fuerzas.
¿Quiénes son los verdaderos ganadores y perdedores de estas elecciones? Por lo pronto, en la presidencial, el único ganador claro fue Piñera. Concitó una importante votación (25,44%) que lo perfila con fuerza a la segunda vuelta. Problemas tendrá eso sí por el escaso éxito de RN en la parlamentaria. Claros perdedores: Lavín y Hirsch. El voto oculto no fue tal. Sólo las mujeres evitaron una caída más fuerte de Lavín, ya que en éstas superó a Piñera. Perdió por más de dos puntos porcentuales (23,23%), aunque debo reconocer que esperaba que la diferencia fuera mayor. Hirsch estuvo lejos de los dos dígitos que pronósticaba, aunque superó claramente la votación de Gladys Marín del año 1999. Esperaba más que ese 5,39%. El Juntos Podemos Más obtuvo mayor apoyo popular en las parlamentarias, lo que muestra que el resultado de Hirsch fue malo. Bachelet en tanto no pudo superar la barrera del 46% (obtuvo 45,93%), que si bien la pone más de 20% sobre Piñera, su votos no alcanzan a la suma de los candidatos de la Alianza (48,67%), lo que se puede considerar como un mal resultado.
La segunda vuelta se presenta más abierta que nunca. Hirsch llamó desde ya a anular el voto, aunque no con el apoyo total del PC. La Concertación espera, en tanto, que los votos de Lavín no se vayan todos a Piñera, mientras que éste espera que el descontento y pesimismo de la DC posibilite fuga de votos de este partido a su candidatura. Va a ser una elección muy estrecha desde mi punto de vista.
Ahora bien, adelantando un análisis de las parlamentarias, la gran derrotada es la DC que baja ostensiblemente en senadores y diputados electos. Grandes ganadores son los partidos del ala progresista de la Concertación (PS, PPD y PRSD) que dominan ampliamente a la DC en la correlación de fuerzas. En breve, más análisis de estas apasionantes elecciones parlamentarias, que depararon no pocas sorpresas.

1 comentario:

La Libélula dijo...

En esto de las elecciones aunque se pueda estimar los resultados, en realidad se puede esperar cualquier cosa, demás está decir que es muy probable que algunos dc se inclinen por Piñera, sobretodo después de comprobar que el apoyo popular está en bajada para ellos y con respectos a los del pc, saben que anular tampoco es la clave y como el voto es secreto van a preferir el menor de los males, es decir Bachelet, entonces, despues de todo esto que te he dicho, la verdad es que puede pasar cualquier cosa...

Yve